Marketing directo

“La esencia de Mallorca”

“Este bote encierra la esencia de Mallorca, que es también mi esencia. Simboliza la tierra que me inspira, que tanto me da y que tú tan bien conoces. Este bote contiene aroma a tomillo, a salvia, a romero… Y si respiras hondo cuando lo abras, intuirás también una bocanada de “Tramuntana”, este viento tan mediterráneo y tan mío últimamente. El que me ha ayudado a soltarme y a gritar mi nombre, a decir “aquí estoy yo” e iniciar una nueva etapa más abierta. Al fin. Una etapa que no sé definir bien con palabras pero que se parece mucho a la sensación de destapar este bote, respirar sus aromas (sutiles y familiares) y redescubrirlos como nuevos

Ahora sí. Estreno nombre propio, ¡el mío!, y nueva imagen gráfica. Y afronto esta apertura personal con confianza y sin miedo: soy la nueva Maca

Entenderás mejor el cambio cuando lo exprese con mi lenguaje: el del paladar. Pero no te asustes porque soy la misma de siempre. Sigo teniendo los pies en la tierra… En la que me vio nacer, en la del huerto que seguirá nutriendo mi corazón y mis platos, y en la de «el Jardín», que desde ahora se llama “maca de castro” (“ma de ca”) y que seguirá siendo testigo de mis andanzas culinarias.

En “ma de ca” encontrarás a la inconformista de siempre y a la de pocas palabras (hoy me estoy resarciendo), a la discreta, a la inquieta y a la de “menos es más”, excepto cuando me refiero a mis amigos. Y es precisamente por eso, por ser mi amigo, por lo que he querido compartir contigo este momento de cambio.
Te espero en “maca de castro”, (casi) como siempre.”

¿Para qué la redacté?

Cuando el equipo de comunicación de El Jardín (el restaurante con estrella Michelín de Maca de Castro) decidió que era el momento de hacer un cambio de naming y de imagen, no dudaron en que el nombre de la chef debía ser el principal reclamo. Y así fue. A la hora de lanzar la nueva imagen, «Ma de Ca» (que diseñó el estudio drbb), se diseñó esta pieza: un bote con especias de Mallorca. Un obsequio que enviaría a sus amigos más cercanos para comunicarles de una forma original la nueva imagen y el nuevo naming del restaurante. Pero hacía falta un concepto y un texto que, además, justificara este bonito obsequio. Y ese fue mi trabajo: redactar una carta, en primera persona y en su nombre, que explicara la razón del cambio y le diera sentido a la bonita idea de enviar especias de Mallorca.

Marketing directo.
(la imagen es boceto. Diseño final: drbb)