Perdonad que me presente descalza

Y con los pies en la mesa. Y con la cabeza en… ¡cualquier proyecto! No se me ocurre mejor  forma de empezar. ¡Lo que sea!

¿Sobre mí? En pocas palabras, diría que nací lápiz en mano. Un lápiz relleno de letras, trazos e interrogantes, con el que aprendí a escribir, a dibujar e incluso a rebobinar las cintas de cassette que grababa simulando ser locutora de radio. “Mi varita mágica”, así la llamaba, fue clave a la hora de escoger carrera: decidí  buscarle el sentido a tantas palabras, dibujos y garabatos que esparcí en los márgenes de los libros durante años. Quería dibujar, leer (¡y escribir!) entre líneas, resolver interrogantes y quitarle a la “magia” esas comillas. 

Y me llevó hasta Madrid, donde estudiar Publicidad (especialidad “Copywriting”) y Diseño Gráfico (especialidad “Identidad corporativa”) me abrió las puertas del mundo de la comunicación creativa en diversos campos. Puertas de agencias de publicidad en las que trabajé tanto de diseñadora como de copywriter, puertas de productoras de televisión donde he sido redactora y guionista, y de productoras de cine con las que empecé a colaborar como grafista en el departamento de arte. 

Hoy, algunos años después, lápiz en mano y desde mi propio estudio, sigo haciendo lo mismo: desarrollo proyectos de diseño, identidad corporativa y comunicación para clientes directos, agencias o productoras. 

Lo mejor es que puedo trabajar descalza y en cualquier sitio, en lo que mejor se me da: ponerme en tus zapatos, ¡esos sí!, y hacer brillar tu marca.